Biografía de Enrique Santos Discépolo

Enrique Santos Discépolo triunfó como uno de los grandes autores del Tango, pero fue también cineasta, compositor, dramaturgo y músico.

Enrique Santos Discépolo

Pintura de Enrique Santos Discépolo - por Cosenza
Pintura de Enrique Santos Discépolo - por Cosenza
(1901-1951) Discépolo fue conducido hacia el arte por su hermano mayor Armando, luego de la muerte de sus padres. Armando formó a Enrique y siempre lo orientó hacia la cultura, esto permitió descubrir su vocación por el teatro. Para el año 1917 se inició en la actuación. Al año siguiente escribió sus primeras obras de teatro: + Día feriado + El hombre solo + El señor cura En el año 1920 actuó en una obra llamada Mateo, que dicho sea de paso, fue escrita por su hermano Armando. Dedicado al mundo del teatro, Enrique continuó escribiendo.

En el año 1925 compuso la música para el tango Bizcochito. Luego sorprendió con la letra y la música del famosísimo tango Que vachaché. Dos años más tarde compuso un tango bautizado Esta noche me emborracho, conocido popularmente gracias a la interpretación del mismo por Azucena Maizani. Otros grandes éxitos llegaron entre los años 1928 y 1929. También actuaba en teatros de Montevideo (Uruguay) y Buenos Aires (Argentina), en ambos casos con gran aceptación del público. Los tangos más destacados son de éste período fueron: + Alguna vez + Chorra + Malevaje + Soy un arlequín + Victoria *Yira-yira (ver letra e información adicional)

A comienzos de la década del 1930 Discépolo continuó escribiendo obras musicales, entre las que podemos subrayar Wunderbar y Tres esperanzas. En 1935 finalmente Discépolo viajó a Europa. De vuelta en Argentina, Enrique se conectó con el ambiente del cine. Experimentó cuanto pudo. Fue tanto actor como guionista y director. Paralelamente compuso los tangos más inolvidables: Cambalache en 1935, Alma de bandoneón en 1935, Desencanto en 1937, Tormenta en 1939, Uno (musicalizado por el maestro Mariano Mores) en 1943 y Canción desesperada en 1944.

En el año 1947 viajó nuevamente y estuvo de gira por México y Cuba. En esos tiempos dio a luz al tango Sin palabras, con composición musical de Mariano Mores. Pero la obra insignia ha sido quizás Cafetín de Buenos Aires. Discépolo la compuso en 1948. En la puerta de la década de 1950, Discépolo se dedicó a producir películas y obras teatrales, a parte de diversos tangos.

Algunos de los últimos tangos se hicieron públicos tras su temprana muerte en 1951, a la edad de 50 años. Enrique Santos Discépolo triunfó como uno de los grandes autores, fue también cineasta, compositor, dramaturgo y músico.

© 2005 tango.idoneos.com – Prohibida la reproducción total o parcial de texto y/o imágenes sin consentimiento explícito por escrito del autor.


Búsqueda personalizada
INICIO